Psicología de emergencias y crisis

“Las grandes emergencias y crisis nos muestran que nuestros recursos vitales son más grandes de lo que habíamos supuesto”

William James

La psicología de emergencias se encarga de intervenir en situaciones críticas, desastres y emergencias o catástrofes. Se trata de una intervención en crisis a personas o grupos de personas que se han visto afectadas por una experiencia de este tipo, en la que debido a su alto impacto emocional, la respuesta que da su organismo sobrepasa sus recursos de afrontamiento y puede acarrear importantes consecuencias a corto y largo plazo. En estos casos, una pronta intervención será crucial en la recuperación psicológica de los afectados.

¿Cómo podemos ayudar a los afectados?

De la misma manera que ante un accidente llamamos a una ambulancia, para afrontar este tipo de situaciones de crisis es necesaria asistencia psicológica, ayudando tanto a las personas afectadas directamente como a sus familiares, personas cercanas y a todo aquel que de una manera o de otra muestra afectación por el suceso.

¿Cómo realizamos en Psía este tipo de intervención?

En Psía Psicología Zaragoza, al ser una de las más notorias intervenciones que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) trabajamos este tipo de experiencias desde EMDR, ofreciendo seguridad, protección y acompañamiento en estos duros momentos. Se trata de una intervención corta, indicada para integrar lo acontecido de una manera adaptativa y evitar así señales futuras de estrés postraumático.

 

Este tipo de intervenciones se puede realizar de manera online y presencial, mostrando ambos tipos de terapia su efectividad. Durante el confinamiento del Covid-19, la Asociación Española de EMDR ha formado específicamente a sus terapeutas acreditados para apoyar a las personas y colectivos afectados por los efectos de esta pandemia.

¿A quién va dirigida esta intervención? 

  • – Afectados por las consecuencias del Covid en su día a día: adultos, mayores, familias, personal sanitario de primera línea, bomberos, policías, psicólogos…
  • – Personas que han estado implicadas de forma directa en el suceso, que han estado ingresadas en UCI o han temido por su vida.
  • – Familiares que han sufrido la pérdida de un ser querido de forma repentina.
  • – Personal de salvamento y rescate.
  • – Personas afectadas de forma vicaria (observadores, testigos…).

Es importante recordar, tal y como indica la Asociación Española de EMDR, que el EMDR solo debe ser aplicado por psicólogos o médicos con la debida formación acreditada. Si nos necesitas, estamos aquí para ti.