EMDR

En un sentido muy real, todos nosotros tenemos dos mentes, una mente que piensa y otra mente que siente, y estas dos formas fundamentales de conocimiento interactúan para construir nuestra vida mental. 

Daniel Goleman.

¿Qué es E.M.D.R.?

EMDR es uno de los más poderosos instrumentos terapeúticos  utilizados para el tratamiento de experiencias traumáticas. Las siglas E.M.D.R. hacen referencia a Eye Movement Desensitizacion and Procesing, que en castellano significan Desensibilización y Reprocesamiento por los Movimientos Oculares. Se trata de una terapia psicológica integradora, avalada por La Organización Mundial de la Salud (OMS, 2013) para el tratamiento de Estrés Postraumático y por La American Psychiatric Association (APA, 2004) como tratamiento eficaz de trauma.

La terapia EMDR fue desarrollada por la psicóloga norteamericana Francine Shapino a finales de los años 80. Esta descubrió que los movimientos oculares voluntarios reducen los pensamientos negativos y la angustia.

En un principio se desarrolla y utiliza en Trastornos de Estrés Postraumático (TEPT), casos de víctimas de abuso sexual y víctimas de guerra.

Actualmente queda constatada su eficacia en un amplio espectro de trastornos y problemas cotidianos como ansiedad, miedo, depresión, problemas en las relaciones con los demás, dificultades de rendimiento en el trabajo… Así, EMDR se recomienda en el tratamiento de dificultades emocionales causadas por experiencias difíciles en la vida del sujeto, como accidentes, desastres naturales, fobias, ataques de pánico, pérdida o muerte traumática, duelos no resueltos o episodios traumáticos en la infancia. Además, se emplea para reforzar los recursos internos de la persona. 

Desde este abordaje se opera en el sistema de procesamiento de la información de la persona, que por alguna situación vivida (accidentes, abusos, pérdidas,…) ha provocado un bloqueo en su sistema de procesamiento generando una determinada sintomatología, como ansiedad, miedo, creencias negativas sobre uno mismo, dolor físico o psíquico, tristeza… Con la terapia EMDR se busca que los hemisferios se comuniquen entre sí y el paciente procese la información para reducir su dificultad emocional. El proceso es algo similar a la fase REM del sueño, donde se afrontan estados de estrés de forma adaptativa a través de conexiones entre experiencias pasadas.

 

Así, su objetivo prioritario es aliviar el sufrimiento y los determinados problemas psicológicos a los que da lugar, a través de la
 desensibilización de sus recuerdos traumáticos y la posterior integración de los mismos, logrando que al recordar ese suceso el paciente no perciba perturbación alguna, asimilándolo de una manera más adaptativa y saludable.

¿Qué beneficios aporta?

– Desensibilización y Reprocesamiento

Serás capaz de enfrentarte de manera más serena a situaciones que te provocaban estrés, ansiedad y sufrimiento.

– Sánate desde dentro

La curación se estimula mediante los mecanismos naturales que tienen nuestra mente y cuerpo para sanarse.

– Traumas simples y complejos

Reduce el impacto de tus malas experiencias sobre tu estilo de vida y tu manera de relacionarte contigo y los demás, para lograr superar el trauma.

Termina con la ansiedad

Libera de tu mente las dificultades emocionales que obstaculizan y trastornan tu presente.

Tipos de terapia EMDR

EMDR consta de tres tipos de estimulación bilateral, que las profesionales de Psía Psicología seleccionarán en función de las características individuales de cada paciente para tratar experiencias pasadasvivencias presentes y pensamientos del paciente sobre su futuro.

 

Las tres técnicas de estimulación que se pueden aplicar en EMDR son las siguientes:

Movimientos oculares horizontales

El paciente realiza movimientos oculares siguiendo las indicaciones del terapeuta. La Eficacia de EMDR es mayor cuando se utiliza esta técnica.

Estimulación auditiva bilateral 

En este caso la terapia se realiza a través de tonos y sonidos que el paciente recibe en ambos oídos y que escucha con auriculares.

Tapping

Se desarrolla a través de la estimulación del sentido del tacto. El terapeuta realiza suaves toques sobre las rodillas o manos del paciente.

¿Cómo es una sesión EMDR?

Durante una sesión de EMDR se dan una serie de pasos:

1.- Se le pide al paciente que se concentre en el recuerdo que le está creando mayor malestar.

2.- El terapeuta EMDR provoca el movimiento del paciente de izquierda a derecha a través de estimulación visual, táctil o auditiva.

3.- El paciente indica lo que le viene a la mente en ese momento: sonidos, imágenes, sensaciones…

4.- Se repite el proceso hasta que desaparecen los pensamientos negativos, las emociones o sensaciones en el paciente.

A través de esta secuencia, el recuerdo traumático del pasado se procesa y conecta con recursos más adaptativos de la actualidad. Así, el paciente es capaz de procesar de nuevo el suceso con una lectura emocional más sana que permite que la conducta problemática se vaya.

Preguntas frecuentes

¿A cada cuánto tiempo se debe realizar una sesión de EMDR?

Lo habitual es realizar una sesión semanal hasta el final del tratamiento, pero siempre tras la valoración de las terapeutas EMDR de Psía Psicología, quienes concluyen la idoneidad para cada paciente y problemática concreta. Para casos más leves o que estén en fase de seguimiento, se puede espaciar las sesiones.

 

¿Olvidaré algunos de mis recuerdos si recibo tratamiento con EMDR?

Con la terapia EMDR las experiencias de vida difíciles pierden carga negativa en las emociones, sensaciones y pensamientos que se experimentan y se refuerzan aquellas experiencias adaptativas y funcionales. No se olvidan los recuerdos positivos, sino que se incrementa su fuerza. Conforme avance en terapia recuperará muchos de sus recuerdos olvidados.

 

¿Cómo se produce el cambio?

El cambio se produce a nivel neurofisiológico. Se tratan los recuerdos y pensamientos que han quedado bloqueados en nuestra mente para que dejen de afectarnos de forma negativa.

 

¿Cómo sé si la terapia EMDR es adecuada para mí?

El tratamiento con EMDR puede ser aplicado desde adultos hasta niños.

Te puedes someter a terapia EMDR siempre que una de nuestras profesionales lo aconseje. Esta terapia no solo es para personas que están al limite, sino que nos puede ayudar en muchas de nuestras dificultades emocionales.

Si has vivido situaciones en el pasado que no te dejan avanzar, acontecimientos actuales que activan pensamientos, emociones o sensaciones negativas, ansiedad, duelos no superados o simplemente no consigues identificar de dónde vienen tus dificultades emocionales y para relacionarte pero están entorpeciendo tu calma, es muy posible que puedas beneficiarte de este abordaje.

En aquellos casos excepcionales donde las profesionales de Psía Psicología no consideran conveniente aplicar este abordaje, se concreta con el paciente y se trabaja con otra orientación más acorde con las necesidades individuales del paciente.